19 elementos

El único motivo que decidió la realización de los estudios, mediciones y análisis de Vaimaca Perú se encuentra especificado en el Convenio entre el MEC y la Universidad de la República, que transcribimos:

"SEGUNDO: JUSTIFICACIÓN. Visto la importancia de los indígenas charrúas para la identidad y la historia nacional y, dado que los restos de Vaimaca Perú son los únicos que con certeza pueden ser atribuidos a esta etnia, queda establecido el interés de estudiar dichos restos desde diversas perspectivas."

Esta hipótesis la hemos considerado errónea, teniendo en cuenta que el concepto de "etnia" se vincula- en el Convenio- a un grupo de personas con una característica racial similar o dicho de forma actualizada a un grupo o población genéticamente homogénea, y no por el factor cultural de dicha población. Si en la JUSTIFICACIÓN anterior se hubiera mencionado que los restos de Vaimaca pertenecían a la "Nación Charrúa" o a la tribu de los Charrúas, podría haber sido correcto.

Pero al hablar de etnia y posteriormente del ADN queda implicado el error de dar por certeza que Vaimaca presentará el ADN de la etnia o grupo racial típico de los Charrúas. Todo esto lo hemos comunicado oportunamente mediante cuatro cartas al MEC, dos al Ministro Mercader - 5 y 13 de setiembre de 2002 - y dos al Ministro Guzmán - 14 y 18 de febrero de 2003 -, y otra a la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados con fecha 21 de abril de 2003. Por otro lado hay varios investigadores independientes que ya han establecido la hipótesis de que Vaimaca estaría mestizado, incluso una antropóloga de la Facultad de Humanidades.

A continuación compendiamos un número suficiente de elementos probatorios de que no existe ninguna certeza como para atribuir la filiación genética Charrúa al Cacique Vaimaca Perú.

SE REVELAN 19 INDICIOS Y PRUEBAS FUNDADAS QUE INDICAN QUE NO EXISTE CERTEZA DE QUE VAIMACA PERÚ "PUEDA SER ATRIBUIDO BIOLÓGICA Y GENÉTICAMENTE A LA ETNIA CHARRÚA." POR EL CONTRARIO, LAS CARACTERÍSTICAS QUE SE ENUNCIARÁN PARECERÍAN INDICAR QUE HABRÍA MAYOR PROBABILIDAD QUE SE TRATARA DE UN MESTIZO CON GUARANÍ O DIRECTAMENTE DE UN TAPE (O SEA UN GUARANÍ), QUE FUE CACIQUE DE LOS CHARRÚAS Y VIVIÓ CON ELLOS.

ES BAQUEANO, TRABAJANDO PARA BUENOS AIRES, (CONTRA ARTIGAS, QUIZÁ SIN SABERLO).

1) Hasta 1814 trabaja como baqueano para el Gobierno de Buenos Aires. (Ningún charrúa lo hacía, que se sepa).

LOS CHARRUAS SE UNEN A ARTIGAS EN 1811 Y EN 1812, PERO VAIMACA NO ESTÁ.

2) En un momento de 1814, desaparece junto con el baqueano "Aguirre", mientras lo están esperando en Montevideo para que los guiara en la lucha contra Artigas. Los porteños dicen que "Aguirre", se fue con Artigas, por lo que se entiende que Vaimaca también. Es decir no estaba con los charrúas. Tampoco era típico de los Charrúas trabajar para el gobierno de Buenos Aires contra la insurrección de Artigas

Esto surge de la correspondencia entre Rafael Hortiguera y el gobernador de Montevideo, Soler:

3 de octubre de 1814 - "...y ser cierto q.e sino se me remiten todos los Dragones q.e estan en esa Plaza, los q.e tiene el Coronel Dorrego, caballos de vtilidad, y los baqueanos Perú, y Aguirre, ú otros en su defecto todo se perdera..." (pág. 49, Archivo Artigas, tomo XVII)

5 de noviembre de 1814 - "Los baqueanos Perú y Aguirre q.e V. S. me pide no existen aquí. El primero fue remitido p.r este Gov.no a disposición de V. S. El 29 de Setiembre según orden del S.r Gral Alvear aquien se aviso en la misma fha q.e Aguirre andaba con la gente de Artigas..." (pág. 103).

7 de noviembre de 1814 - "..., siendo necesario se me embien los baqueanos Perú, y Aguirre, y cuando no puedan ser ambos vno de ellos." (pág. 109).

HABLABA LOS 4 IDIOMAS DE LA REGIÓN.

3) Según crónicas y estudios franceses hablaba 4 idiomas: charrúa, guaraní, español y portugués. No se conoce de algún charrúa que tuviera esa capacidad, (según se desprende que hablaba el charrúa y el guaraní como "lingua geral" y de Rivet, "Les derniers charruas", apéndice V, que agrega el español y el portugués), aunque aisladamente, algún Yaro, algún Minuán pudiera haberlo hecho. Este manejo superior de idiomas era más común entre los guaraníes.

Por ejemplo, encontramos en el Boletín Histórico del Ejército, 193 - 196, pág. 469, un fragmento de los manuscritos del Brig. Gral. Felipe Antonio Díaz (abuelo de Eduardo Acevedo Díaz), en que manifiesta: Que vió a los charrúas por primera vez en noviembre de 1812, con los cuales tenía un buen trato dado que como visitaba al General Artigas, los charrúas lo reconocían como persona de confianza. Y que en una oportunidad "...fijándose en el indio Naybú, simple soldado, flechero de edad como de cincuenta años y sin duda el más inteligente y sagaz de todos, siendo al mismo tiempo el que entre todos, hablaba, aunque poco y mal algunas palabras en español."

Posteriormente también se refiere a tres ancianas charrúas que algo entendían el español.

Si se analiza con lógica el tema del idioma español en relación con los Charrúas se concluirá que estos sólo podrían aprender español en caso que estuvieran en contacto frecuente con quienes lo hablaban. En los Charrúas no sucedía eso, vivían en tribus bajo las tolderías, bastante aislados y no se daban las condiciones para que pudieran hablar el español, aunque conocían algunas palabras. Recuérdese aquella anécdota que cuenta el Gral. Felipe Antonio Díaz, que hablando con un cacique que se lanzó a perseguir y castigar a un charrúa de su tribu, regresó diciéndole el motivo de tal acción con estas escuetas palabras: "Robó, robó!".

En cambio en el caso de los guaraníes era muy diferente porque muchos de ellos ya habían convivido con los misioneros jesuitas y aprendido el español, que luego fácilmente podrían trasmitirlo a sus familiares y a su comunidad guaraní. Creemos que queda claro la diferencia entre los Charrúas y el guaraní en cuanto a la posibilidad de conocer el español.

UNIDO A LOS CHARRÚAS ES NOMBRADO CACIQUE

4) Adquiere entre los charrúas la calidad de Cacique, pero ello puede ser por sus conocimientos como baqueano o por su liderazgo de guerrero, no por haber nacido de cuna charrúa.

Como los Charrúas no estaban organizados en castas, sino que eran una sociedad abierta y bajo las tolderías convivían personas de muy diferente origen, el cacique que elegían o al que seguían por sus características carismáticas o de otro tipo, no necesariamente tenía que ser un descendiente genéticamente puro. Hay varios casos, uno de ellos es el conocido cacique Manuel Artigas alias "El Caciquillo", hijo del General Artigas según surge de una conocida correspondencia. Y siendo cacique de los Charrúas, si se tomara su ADN, no sería representativo del ADN Charrúa. Y hay otros casos similares que, siendo caciques no tenía porqué corresponder el ADN con el grupo racial.

AL RETIRARSE DEL EJÉRCITO DEL NORTE NO VUELVE CON LOS CHARRÚAS, SE VA AL IBICUY. ¿POR QUÉ?

5) Según De Curel y Rivet, cuando la paz de 1829 se retira al Ibicuy.

Trascribimos de Maruca Sosa ("La nación Charrúa", pág. 152): "Después de la paz de 1829,Vaimaca se retiró con sus compañeros, entre los que se encontraba Senaqué, a las inmediaciones del Ibicuy, donde se mantuvo pacífico hasta la revolución del año 1832 en la que tomó parte activa a favor de los que pretendían derrocar al gobierno." (Surge también que en 1831 Vaimaca no habría estado en Salsipuedes).

6) Según el Brig. Gral. Antonio Felipe Díaz, en sus "Memorias" (¿1861 - 1869?), publicada por J. J. Figueira, hablando de los indios primitivos del Uruguay, después de dar la ubicación de los charrúas, yaros, chanás y bohanes, dice: "Hacia la orilla izquierda del Ibicuy, y separadas por un gran desierto, se hallaban, en la misma época, algunas pequeñas poblaciones de guaraníes, pertenecientes a la gran familia conocida por ese nombre..."

7) Después que muere Vaimaca en Francia, se hace un calco sobre el cadáver, y se agrega la leyenda - que aún hoy está impresa en la placa - que dice textualmente: "Busto de VIAMACA PERU cacique de los indios del Río Ibicui - " (Vaimaca está mal escrito en la placa). Busto que actualmente está en el Museo Histórico Casa de Rivera.

¿POR QUÉ SE QUEDA EN EL IBICUY, LUGAR DE GUARANÍES Y NO VUELVE CON LOS CHARRÚAS, A QUIENES MASACRAN EN SALSIPUEDES?

8) Si relacionamos los tres puntos anteriores, bien podemos sospechar que Vaimaca era del Ibicuy, y cada tanto volvía a ese lugar, que era precisamente donde estaban los Guaraníes. Si fuera claramente charrúa la placa diría cacique de los Charrúas o de la Banda Oriental, lo que parece más atinado. Pero dado que Vaimaca era interpelado frecuentemente por Dumoutier, entre otros, quizás haya mencionado que era de esa zona, lo que nadie sabía. ( La misma pertenece actualmente al Brasil, y se comprobara, también este país podría reivindicar sus derechos).

DIFERENCIAS MORFOLÓGICAS CON LOS CHARRÚAS TÍPICOS. BRAQUICEFALIA EN VAIMACA PERÚ.

9) Tenemos el dibujo de Onslow a los 4 charrúas, realizado durante el viaje a Francia, y observamos que Vaimaca difiere morfológicamente de los otros tres. Más bajo, más fornido, de cara ancha, cuello corto, brazos y piernas relativamente cortas. (Características no - charrúas, y si de los guaraníes).

10) De las mediciones publicadas por Rivet (en 1930) y por los Uruguayos Solla y otros en 1990, surge un índice cefálico claramente braquicéfalo (cráneo ancho y corto hacia atrás, pero la característica de los charrúas era la dolicocefalia (cráneo alargado hacia atrás).Dice Rivet que es un cráneo similar a los braquicéfalos descrito en Patagones y Araucanos. (posteriormemte se sabría que también los guaraníes son braquicéfalos). El índice cefálico de Rivet es de 86.63 y el del estudio de Badano Repetto y otros, publicado por Solla y otros,(uruguayos), es de 86,1 . Este índice se obtiene dividiendo la longitud lateral que presenta el cráneo -distancia entre los orificios auditivos), respecto a la longitud ántero-posterior, o sea del entrecejo (nasión), hasta el vértice occipital (punto lambda). Según Retzius, un índice mayor a 77 ya estaría indicando braquicefalia. Estamos en condiciones de pronosticar,(en Mayo de 2003), que las medidas que se tomarán por los antropólogos uruguayos coincidirán exactamente con las anteriores, y se reconocerá la braquicefalia. (También hemos obtenido medidas inéditas de Guyunusa (Índice 82) y de Senaqué (Índice aprox. 85 - casi el mismo de Vaimaca). (Ninguno de los 3 sería dolicocéfalo)

11) La estatura, según esas mismas mediciones de Vaimaca, arrojaron para la estatura, 1.62 mts., cuando la altura típica de los charrúas era de 1.68 a 1.75 como máximo.

ALGUNAS REFERENCIAS HISTÓRICAS SOBRE LA ESTATURA DE LOS CHARRÚAS.

En el libro "La Nación Charrúa" de Maruca Sosa, página 71, se informa que según Alcide D'Orbigny, la altura de los Charrúas es de 1 metro 76 cms. la máxima y 1 metro 68 cms. la altura media. Según J. J. Figueira en el "Breviario de Etnología y arqueología del Uruguay",1965, pág. 29, dice que Alcide Dessalines d'Orbigny, 1839 (tras una paciente serie de mediciones a los Charrúas propiamente tales, efectuados en los alrededores de Montevideo, en 1828) establece la talla media de los hombres en 1 mt. 68 cms., siendo curioso notar que la estatura (también media) de los tres individuos varones conducidos por François De Curel a París, alcanzaban a medir también 1 mt. 68 cms.

Sobre los guaraníes, Azara manifiesta que medían más de dos pulgadas menos que los españoles y da a entender en otro pasaje que era incomparablemente inferior a la que ofrecían Charrúas y Minuanes; mientras que d'Orbigny les asigna (a los guaraníes) en términos medios, 1 mt. 62 cms. a los hombres y 1 mt. 49 cms. las mujeres.

En fin, según Miguel Lastarria, 1804, los tapes eran "de igual corpulatura, fisionomía y vigor que los guaraníes".

Se deduce que si la estatura media de los tres hombres Charrúas llevados a Francia era de 1 mt. 68 cms. y sabemos que concretamente Vaimaca Perú medía 1 mt. 62 cms. y Senaqué 1 mt. 70 cms., Tacuabé medía entonces 1 mt. 72 cms. con lo cual aparece una diferencia de 8 y 9 cms. entre Vaimaca y los dos restantes. Esto se corrobora con lo dicho por Azara, que aunque no menciona la altura promedial de los españoles, dice que los guaraníes son, por lo menos, 2 pulgadas más bajos y en otra parte de su obra que los Charrúas superan a los españoles en 1 pulgada. de acá deducimos que entre Charrúas y guaraníes habían por lo menos tres pulgadas de diferencia, o sea 7,5 cms.

Esto coincide aproximadamente con las diferencias de alturas manejadas antes, entre Vaimaca y los otros dos hombres (Charrúas), o entre la de Vaimaca y los Charrúas en general.

En el libro "Los aborígenes del Uruguay" de Aníbal Barrios Pintos, página 78, se hace una referencia al Coronel Modesto Polanco, que conociera al cacique Sepé en 1857 en una estancia de Tacuarembó, diciendo que "... eran los Charrúas altos y delgados, de seis pies (1 metro 71 cms.) más o menos; de formas poco pronunciadas pero de un delineamiento y contornos perfectos."

Es muy importante esta cita porque se refiere al grupo de Charrúas de la tribu de Sepé que murieron casi todos afectados por la viruela salvándose su cacique y sus dos hijos Avelino y Santana. La familia de Avelino se conoce por estudios genealógicos y su nieto, Bernardino García, vive aún en Tacuarembó manteniendo los rasgos y la indumentaria Charrúa en los desfiles nativistas, manteniendo los rasgos típicos Charrúas de dolicocefalia, cuerpo delgado y la altura de 1 metro 70 cms. aproximadamente.

Sepé y su tribu fueron contemporáneos de Vaimaca y estuvieron en las mismas luchas y vicisitudes. Por lo tanto es más significativa la diferencia en cuanto a estos aspectos físicos con Vaimaca.

12) Sobre la altura de los guaraníes citaremos nuevamente a Barrios Pintos, que en la página 78, dice:

"Los guaraníes eran de baja estatura y de cuerpos robustos. El promedio de su talla, establecido por D'Orbigny es de 1.49 mts. para las mujeres y de 1.62 mts. para los hombres.

El naturalista Saint Hillaire, que los observó en 1821, dijo que en general eran rechonchos y tenían cabeza grande, cara chata, cuello corto, pecho grande y su piel era cobriza."

Esta tipificación de los guaraníes coincide exactamente con la morfología de Vaimaca Perú. Además el dibujo de los Charrúas tomado del natural ilustra fehacientemente las descripciones precedentes sobre los guaraníes al observar la imagen de Vaimaca.

LA BARBA Y EL BIGOTE EN LOS CHARRÚAS HISTÓRICOS.

Aunque poco claro, se aprecia el espesor del bigote completo de Vaimaca, en calco tomado apenas fallecido, en París, 1833.
13) Se lee en Barrios Pintos que los Charrúas presentaban la barba rala y solamente en el labio superior y debajo del mentón tenían unos pelos rectos y no rizados. Y según Dumoutier entre ellos la barba era rara, sólo dos pequeños bigotes contorneados y un pequeño mechón bajo el mentón, y eran asiduos a la depilación por extracción.

En cambio Vaimaca Perú presenta tanto en el dibujo realizado por Onslow como en el calco de su cabeza post - mortem un bigote completo y espeso que no era característico en los Charrúas.

DE RIVET. REFERENCIAS SIMULTÁNEAS ENTRE ALTURA Y CRÁNEO

14) Del mismo Rivet, en su obra "Les derniers Charruas", y traducido parcialmente por Mónica Sans, informa lo siguiente: "De todos modos, me permito señalar las semejanzas singulares que ofrece el cráneo de Perú en relación con el tipo braquicéfalo que Verneau descubrió en los Patagones, y con los cráneos Araucanos de la Patagonia" y después: "La estatura presenta resultados similares a los obtenidos en base a los índices craneanos." (págs. 64-65).

INTENSO MESTIZAJE DE LOS INDÍGENAS HACIA 1800. SE PIERDE LA "PUREZA" DE LOS TIPOS RACIALES.

15) Casi no existe duda que Vaimaca fue Cacique de los Charrúas, de modo que, convivió con ellos a partir de 1814. pero también convivían en las tolderías Charrúas, personas de diverso origen: esclavos de origen africano, mulatos, mestizos (mezcla de blanco e indios), zambos (mezcla de negro e indio), incluso españoles y portugueses desertores, gauchos de cualquier procedencia y otros indios de las tribus disueltas que se agruparon junto a los charrúas. Además para el año 1800 se reconoce un grado de mestizaje muy intenso al punto que de los cuatro Charrúas llevados a Francia, quizá ninguno probablemente podría ser considerado "puro". De Senaqué nada se sabe, pero sí que presentaba la morfología charrúa. Guyunusa era hija natural de india charrúa,-según partida de bautismo- (incluso tiene marcas de heridas por duelo en los brazos-ver dibujo-, (costumbre charrúa y minuán), y de Tacuabé se ha dicho que al menos uno de los padres sería guaraní, y estaba bautizado: su nombre Laureano Tacuavé Martínez, algo extraño para un charrúa...

AL OBSERVAR A VAIMACA, PUEYRREDON NO DUDA EN QUE ES "TAPE".

16) Según Apuntes Históricos de la campaña de la Misiones en 1828, de Manuel A. Pueyrredón aparecida en el Boletín Histórico del Ejército Nros. 153 a 156 de 1976, y reproducidos por el investigador Ángel Corrales de la publicación del año 1865 en la "Revista de Buenos Aires" Tomo VI, página 191. (Aclaremos que Pueyrredón había sido enviado por los Argentinos para colaborar y observar las acciones del Gral. Rivera en el Ejército del Norte; y que en estas memorias agrega unas semblanzas de Rivera apartándose de lo estrictamente militar, las que resultan muy ilustrativas y hasta graciosas algunas de ellas. Por ejemplo, cita que si a Rivera le prestan dinero, jamás lo devolverá, pero que si él es quien presta dinero a otros, tampoco jamás se lo reclamará, etc.) Pasando a lo que es de nuestro interés sobre los Charrúas, hacemos la cita textual de Pueyrredón en momentos en que está junto a Rivera y comenta lo siguiente:

"Estaban en el ejército 200 indios charrúas; mandó venir al cacique llamado Pirú, tape de una talla gigantesca y le hizo montar su mejor caballo, que era un moro parejero." (Tampoco significa que los 200 fueran "charrúas puros", cosa muy difícil en esa época).

Luego agrega refiriéndose específicamente a "Pirú" (Vaimaca Perú):

"Tanto este salvaje como todos los charrúas tenían un terror pánico a los brasileños y los detestaban, porque indio que tomaban lo mataban en el acto." De aquí surge que era cacique de los charrúas pero que no era charrúa, sino tape, o sea guaraní. Y que lo nombran siempre diferenciándolo, planteando la diferencia étnica entre dos clases de indios, uno tape y los otros charrúas.

TODO SE ACLARA CON LA CLASIFICACIÓN DE IMBELLONI.

17) Según la clasificación de Imbelloni de antropología física de etnias indígenas, tomado de "Los indios del Uruguay" de Renzo Pi Ugarte, pág. 57: "..., haremos referencia solamente a la de Imbelloni (1938, 1957 y 1958) por ser una de las más aceptadas y la única con cuyos supuestos se han realizado algunos de los escasos estudios de antropología física en el Uruguay (Muñoa, 1965).

Consideró Imbelloni (1957) que el aporte racial predominante en este territorio correspondió a la "raza pámpida" (etnia charrúa). La citada raza se extendió, para el autor indicado, obviamente por la región pampeana, pero también por un sector del Mato Grosso brasileño, el bosque y la sabana del Chaco, las estepas y mesetas del sur del continente y una porción de Tierra del Fuego. Señaló igualmente, para el territorio uruguayo, la intrusión de pueblos "amazónidos" (guaraníes) procedentes del norte tanto por la región costera atlántica como por la vía del río Paraná; así como también una pequeña zona de "metamorfismo local" en la que indicó la existencia de una base "láguida" en poblaciones "pámpidas".

Compendiando los rasgos genéticos de los grupos mencionados, se puede decir que físicamente los "pámpidos" (pre-charrúas), han sido descritos por Imbelloni como de estatura alta, cráneo dolicomorfo, rostro alargado de pómulos poderosos y mentón grueso y saliente, porte atlético, pigmentación intensa, ojos oscuros, pelo duro y liso, dimorfismo sexual casi inexistente en la fisonomía. Los "amazónidos" (pre-guaraníes), se distinguen en cambio por su estatura media y baja, cráneo moderadamente dolicoide con tendencia a la braquicefalia, cuerpo robusto de tórax amplio, hombros, cuello y brazos bien desarrollados y piernas relativamente cortas y débiles, ausencia de cintura en las mujeres, rostro sin rasgos salientes, color cutáneo de fondo amarillento."

YA EN 1994 LA ANTROPÓLOGA MONICA SANS INFORMÓ QUE VAIMACA "YA ESTARÍA MESTIZADO"

18) En una conferencia de fecha 16/8/1994, titulada "El aporte indígena a la población actual", la Antropóloga Mónica Sans dice textualmente: ..."por ejemplo de Vaimaca, que eran indios (los llevados a Francia) que no puede asegurarse que fueran 100% puros, ya habrían sufrido algún mestizaje." (Pág. 12 de trascripción textual de R.M.B. de la conferencia dada en el Museo Municipal de Historia del Arte, Folleto de "Temas de ADENCH").


EL PROPIO NOMBRE LO INDICA: VAI = Feo ; MACA = indio , EN GUARANÍ.

19) Existe aún en Paraguay una tribu de guaraníes llamados "Makás" (o "Macás" indistintamente). Si hubiera un niño al que sus mayores quisieran llamarlo con un nombre significando un indio malo o feo, sería exactamente "vai - macá", de modo tal que, si Vaimaca fuera hijo de Charrúas, sería muy poco probable que le pusieran dicho nombre. Solamente que supieran que era de aquella tribu y lo llamaran así por tal motivo. La otra posibilidad sería que el nombre "vai - macá" nunca haya existido y fuera una invención del propio De Curel, -(aunque apenas sabía español, menos sabría guaraní, se supone,)-dado que en todos los documentos existentes en Uruguay siempre es nombrado por Perú, y en escasas ocasiones "Pirú" (Pueyrredón, Brig.. Antonio Felipe Díaz). Pero en la hipótesis de que el nombre "Vaimaca", fuera real y no inventado, la probabilidad de tener un progenitor guaraní se hace mucho mayor.

Los anteriores 19 elementos (aunque tenemos 2 más, confidenciales, pero definitorios), ya estarían más que probando con absoluta seguridad que no existe certeza que Vaimaca fuera charrúa puro como para obtener de su ADN, conocimiento sobre esta etnia, lo que es falso, es una premisa científicamente falsa.

NO HAY NINGUNA REFERENCIA DEL ORIGEN DE VAIMACA COMO CHARRÚA APARTE DE LA DE de CUREL Y LOS FRANCESES.

Tampoco hemos encontrado fuera de lo manifestado a partir de de Curel, una referencia histórica de que Vaimaca fuera charrúa de origen, ni nada relativo a sus padres o familiares, ni su lugar o fecha de nacimiento. Ni una sola. Si está escrito que fue baqueano, luego cacique de los charrúas, pero nada más. Posiblemente estuvo con Artigas a partir de 1814 y con seguridad con Rivera en 1828. Aparentemente no estuvo en Salsipuedes en 1831. (Aunque en una de las versiones - hay varias- se le cita hablando con Rivera).

La confusión existente entre el "Vaimaca Biológico y el Vaimaca Cultural" surge ya desde el momento en que Francisco De Curel solicita al Gobierno, de que se le entreguen cuatro charrúas para llevarlos a Francia.

Ya conocemos quienes fueron: Vaimaca Perú, Senaqué, Guyunusa y Tacuabé.

Dado que Vaimaca Perú había sido cacique de los charrúas, (al menos esto está documentado en 1828, y quizás también en la gesta artiguista), tanto De Curel como los franceses habrán entendido que era el prototipo, el más genuino representante, desde el punto de vista biológico, de la tribu de los charrúas.

A eso puede atribuirse que fuera Vaimaca Perú el más estudiado de los 4, y que permaneciera hasta hace poco tiempo conservado en el Museo del Hombre.

Pero repatriado al Uruguay, se ha mantenido el concepto erróneo de de Curel, por el propio Ministerio de Cultura, y la Universidad de la República, que estampan en un documento oficial, en el Convenio para realizarle estudios, que con certeza es charrúa desde el punto de vista biológico-genético, para lo cual se ha dispuesto estudiar su ADN.

Según se ha demostrado, no existe tal certeza, y el ADN de Vaimaca Perú será el de un individuo particular, sin que pueda ser representativo de ninguna etnia, y menos de la charrúa, desde el punto de vista biológico, aunque sí fue charrúa desde el punto de vista social, cultural e histórico.

En resumen, quien etiquetó a los cuatro indios como auténticos Charrúas fue el propio de Curel, que en tal carácter los presentó en Francia para ser estudiados como los últimos representantes de una raza en extinción. Por eso los estudios de Vaimaca se refieren al "Charrúa"; ese error de de Curel es luego tomado por Rivet y su publicación "Les Derniers Charruas" de 1930 (no eran los últimos ni eran Charrúas todos ellos), y este error que parte del especulador personaje De Curel, es tomado finalmente por el Ministerio de Cultura del Uruguay, Dr. Mercader que, sin examinar a fondo el tema dispone que se haga el ADN de Vaimaca Perú en razón de que "con certeza" (¿?) se trata de un auténtico Charrúa. Este error de la hipótesis de partida invalida científicamente las conclusiones a que se pueden arribar en relación con el conocimiento de la etnia Charrúa y el de nuestra identidad tal como se estableció en el Convenio firmado por el MEC y la Universidad de la República. (Aún 170 años después, las consecuencias nefastas del especulador francés se hacen sentir sobre, aquellos charrúas orientales, y los restos mortales de Vaimaca Perú).

No tendrá ninguna aplicación ese estudio, no ha habido información veraz ni confirmación de la hipótesis inicial.

Bien, todos estos elementos, indican sin dudas que no es válido científicamente proclamar que con certeza era charrúa, para así justificar estudios innecesarios, que no nos dirán nada acerca de los verdaderos charrúas desde el punto de vista genético. Por el contrario, el ADN de Vaimaca puede inducir a confusiones graves en el futuro, si no se reconoce por el MEC y la Universidad, que no hay certeza que sea charrúa.

El ADN de Vaimaca no será de utilidad para conocer lo charrúa ni nuestra identidad, pero sí podrá integrar 2 investigaciones que está realizando la Facultad de Humanidades, Sección Antropología Biológica, para detectar relaciones entre indígenas de estas regiones y en el Uruguay, con financiación del CONICYT y colaboración de Univ. de Texas y Univ. de Michigan. Quizá volvamos a profundizar estos objetivos que requieren ADN de pobladores antiguos de la región, pero no específicamente de charrúas, como lo dice y pretende el fundamento y justificación del Convenio con el MEC y la Universidad. Pero de los diez proyectos en curso que tiene la Facultad de Humanidades, ninguno cita el estudio sobre Vaimaca Perú y su importancia sobre el conocimiento de la etnia Charrúa y la Identidad Nacional, lo que sería de gran importancia, tanto que hubo que penetrar en una tumba y hacer un Convenio con el MEC previamente. Esto significa, por descarte, que los resultados del ADN antiguo obtenido serán utilizados en los proyectos mencionados más arriba que en nada se relacionan con el estudio de los Charrúas.

EN CONCLUSIÓN, LOS ESTUDIOS PROPICIADOS POR EL MEC NO ESTÁN FUNDAMENTADOS, YA QUE VAIMACA PERÚ NO SERÍA CHARRÚA RACIALMENTE, SINO SOLO CULTURALMENTE.

CON LAS ANTERIORES REVELACIONES, QUEDA CLARIFICADO EL TEMA DE LO INNECESARIIO Y PELIGROSO DE TOMAR EL ADN DE VAIMACA COMO PROPIO DE LA ETNIA CHARRÚA. ESTE OBJETIVO NO ES VÁLIDO, AUNQUE QUIZÁS TENGAN OTROS, LO QUE SERÍA TEMA PARA UNA INVESTIGACIÓN, PERO NO CIENTÍFICA.- Y, POR FIN, DADO QUE NO HAY OTRO CHARRÚA GENÉTICAMENTE PURO COMO PARA COMPARAR EL ADN DE VAIMACA, SERÍA MUY INCONVENIENTE QUE SE TOMARA ÉSTE ÚLTIMO COMO PROTOTIPO, YA QUE LEJOS DE SERVIR, PERJUDICARÍA EL CONOCIMIENTO VERDADERO QUE PUDIERA LLEGAR A OBTENERSE SOBRE ESTA ETNIA, QUE SIN DUDA HA SIDO UNA BASE DE NUESTRA IDENTIDAD BIOLÓGICA Y CULTURAL. PODRÍA DARSE EL CASO ABSURDO DE QUE UN RESTO DE VERDADERO CHARRÚA O UN DESCENDIENTE, FUERA DESCARTADO COMO TAL AL COMPARÁRSELE CON EL PROTOTIPO GENÉTICO DE VAIMACA PERÚ.

ESTAS REVELACIONES BUSCAN ANTE TODO QUE SE RECTIFIQUE EL ENFOQUE QUE HA MANEJADO EL MEC Y LA UNIVERSIDAD, SOBRE EL ESTUDIO DEL ADN DE VAIMACA PERÚ, DE MODO QUE NO AFECTE Y PERJUDIQUE EL CONOCIMIENTO ACERCA DE LOS CHARRÚAS, EL DECLARADO OBJETIVO DE DICHAS INSTITUCIONES.

EL MINISTERIO DE CULTURA, NO HA TOMADO EN CUENTA LAS INFORMACIONES QUE A TIEMPO SE LE HICIERA LLEGAR Y HAN PERSISTIDO EN UTILIZAR UNA METODOLOGÍA NO CIENTÍFICA, AL NO CORROBORAR DEBIDAMENTE LAS HIPÓTESIS Y PROPOSICIONES MANEJADAS EN EL CONVENIO CITADO. HAN VALIDADO COMO VERDADERAS LAS MISMAS PROPOSICIONES DEL GOBIERNO URUGUAYO DE 1833 Y LOS DATOS QUE DE CUREL PREPARÓ PARA LOS FRANCESES, QUIENES NO PUSIERON EN DUDA QUE VAIMACA ERA UN AUTÉNTICO CHARRÚA TAMBIÉN DESDE EL PUNTO DE VISTA BIOLÓGICO. HOY EL ESTADO URUGUAYO RECAE EN EL MISMO ERROR, AL ADJUDICARLE ABSOLUTA CERTEZA.

Montevideo, 7 de junio de 2003.

Autorizada la reproducción de estas ideas previo aviso al autor.
Página actualizada el 03/07/2009