Justificación de Monica Sans

Respuesta a la Asociación de Descendientes de la Nación Charrúa ( Publicado en “La República” el 7/01/05 )

Antropóloga niega "robo" de huesos de Vaimaca Perú

La antropóloga Mónica Sans, responsable del equipo interdisciplinario que llevó a cabo el estudio de ADN en los restos del cacique Vaimaca Perú, aclaró los cuestionamientos que la Asociación de Descendientes de la Nación Charrúa (Adench), hizo al informe presentado tras la investigación llevada a cabo.

 Se transcribe en letra nergra lo declarado por Mónica Sans, y en letra azul las aclaraciones del autor cuando corresponde hacerlas.

Nunca hubo violación de Derechos Humanos, ni vilipendio, ni tampoco beneficios a Universidades norteamericanas, ni robos de huesos", afirmó.

Aclaración: según inventario forense practicado por el Antropólogo Forense Horacio Solla, posterioremente al retiro de piezas óseas por Mónica Sans o integrantes de su equipo resultó que faltaban entre 16 y 20 piezas óseas. (La diferencia depende de si Vaimaca tenía las muelas de juicio expuestas o no).

Dijo que Adench se había presentado a realizar un juicio contra los organismos impulsores de la investigación para intentar frenarla.

"Lo perdió en primera instancia, y ante el Tribunal de Apelaciones, después".

Aclaración: ADENCH hizo una denuncia policial, luego se presentó a la Justicia Civil solicitando el Amparo. Como no hay legislación específica sobre los hechos protagonizados por el MEC y los antropólogos, la jueza Joubette se limitó a decir que para ella era delito pero estaba en un tribunal civil. Y si todo hubiera estado correctamente, se preguntó porqué se habia hecho de espaldas a la sociedad.

"Sobre lo de vilipendio, la sociedad ésta ya intentó hacer un juicio. La justicia, el Poder Judicial, desoyó esos reclamos por no considerarlos válidos. Sí oyó y se atendió un Recurso de Amparo que impidió que trabajáramos.

El recurso iba justamente para que no se estudiaran los restos. En ese sentido se trabaron, se fue a juicio, y el juicio fue ganado por la Universidad y el Ministerio. Esta asociación volvió a apelar. Se apeló y se volvió a ganar, cosa que consta en la Sentencia del 12 de diciembre del 2002, donde tres jueces del Tribunal de Apelaciones, resuelven por el intéres de la investigación. Entienden que la Universidad es idónea, y es la mejor para hacer esa investigación y la utilidad que tiene para el intéres general y no para el interés de unos pocos que era de hecho esta asociación. El Tribunal entendió que se podía y debía hacerse la investigación".

Aclaración: el Tribunal de Apelaciones entendió que "si Vaimaca Perú no había dejado constancia durante su vida de que no estaba deacuerdo con que se le hicieran esa serie de estudios, entonces no habia inpedimento en hacerlos". Es evidente que es una hipótesis imposible ya que en 1833 Vaimaca no podía prever lo que sucedería en el 2002. Además el Tribunal de Apelaciones acerguró que si esos estudios los realizaba la Universidad no cabía dudas de la seriedad, honestidad, e importantes descubrimientos que se obtendrían para la ciencia y para el conocimiento de nuestra identidad. Pero todos estos buenos deseos del TAC en la práctica resultaron totalmente erróneos.

En cuanto al estudio del ADN nuclear, Sans dice que "hay varios errores. Nosotros manejamos toda la informacion que pudimos obtener. Concretamente manejamos algunas bibliografias del Siglo XIX, y trabajos de Rivet. Además hay una versión que está traducida por mí. O sea que si lo traduje, lo manejo, y se me acusa de no haberlo casi leído. En cuanto al ADN nuclear yo lo aclaré en la presentación del estudio, que el estado del ADN de Vaimaca Perú es muy malo en calidad. Esto sería debido no al tiempo, sino al hecho de haber estado expuesto, y en la forma en que lo deben haber descarnado en París para poder exhibirlo. Después de su muerte, enseguida lo exhiben por lo que de alguna manera le sacan los tejidos blandos, porque siempre lo que se exibió fue el esqueleto.

Ese proceso, que no sabemos con qué se hizo, posiblemente llevó al deterioro del ADN nuclear. Hoy por hoy lo que tenemos es ADN mitocondrial, que es trasmitido por vía materna.

Aclaración: Mónica Sans estaba facultada por el Convenio para retirar (y luego devolver), dos muelas y una falange. Como con estos elementos no pudo hacer el ADN nuclear sacó varios huesos más sin autorización, por ejemplo los calcáneos que son huesos voluminosos. Ya que han sido tan poco creíbles y tan erroneos todos los estudios, también resulta dudo que no halla podido hacer el ADN nuclear.

"Absurdo"

Sobre que los estudios realizado benefician a dos universidades norteamericanas, Sans indica:

"Hay mencionadas dos universidades con las que trabajé.

La Universidad de Texas, donde hice parte del análisis de datos de mi doctorado, que era sobre población actual. Yo lo que llevé fue base de datos, nunca lleve ADN a Texas. Además yo no trabajaba con ADN, trabajaba con datos concretos. Aparte ellos no trabajan con ADN antiguo o sea que realmente nunca les mandé información al respecto".

Aclaración: es la propia página web de antropología biológica de la Facultad de Humanidades que expresa los convenios que hay con las Universidades para realizar estudios de ADN de poblaciones antiguas.

"Con la Universidad de Michigan hubo otra relación en cuanto al ADN antiguo. Ahí sí porque nosotros aprendimos la técnica allá. Así que más bien nos podrán acusar de traernos una técnica. Este es un trabajo que se ha hecho cien por ciento en Uruguay". Sans también rechazó la acusación de acceso "subrepticio" a los restos. "La primera vez que vi los restos fue cuando llegaron al aeropuerto. La segunda cuando llegaron al cementerio.

Otras veces que intentamos entrar no se pudo porque no estaba el permiso de la Intendencia. Una vez encontramos a una persona que estaba encadenada. Después apareció lo del Recurso, jamás se entró subrepticiamente.

Aclaración: la primera vez que entraron fué sin ningún tipo de permiso legal, ni tampoco permiso legal para abrir un féretro. Así lo manifestaron los funcionarios del cementerio que trataron de impedirlo, así se lo hicieron saber a Mónica Sans y a Mercader. Pero Mercader se conectó con un jerarca de la IMM y los funcionarios recibieron una orden de franquearles la puerta del panteón. A posteriori no pudieron entrar por un tiempo, mientras se sustanciaban los juicios llebados a cabo por los descendientes de charrúas. En ningún momento ni Mercader ni Mónica Sans intentaron un diálogo, una información o un consentimiento, o dar una mínima participación de lo que se haría a los descendientes, que eran lo que habían pacientemente durante 12 años tramitado la repatriación de Vaimaca Perú de Francia a Uruguay, al solo efecto de su descanso en paz, ya que estaba colgado en una vitrina de un museo.

Cada vez que íbamos teníamos que pedir autorización.

Sobre las causas del deceso de Vaimaca, Sans insiste con que "murió de tuberculosis". "En el informe de defunción se habla de fiebre de consunción. Y esa fiebre en el Siglo XIX era la forma en que se aludía a la tuberculosis. Es decir que está dada de hecho la causa de muerte. Nosotros hablamos aquí con varios médicos y estudiosos, y todos coincidieron que esa era la forma de nombrar la tuberculosois o tisis en el siglo XIX".

Aclaración: otro de los numerosos errores del estudio de Mónica Sans. LAS CAUSAS DE LA MUERTE DE VAIMACA PERÚ PERMANECEN IGNORADAS SEGÚN TODOS LOS FRANCESES QUE LO ESTUDIARON. MÓNICA SANS CONFUNDE CON LA MUERTE DE SENAQUÉ QUE ESTA SI FUÉ POR FIEBRE DE CONSUNCIÓN. LO INSÓLITO ES QUE ESTA ACLARACIÓN ES LA PRÓPIA MÓNICA SANS QUE LA MENCIONA DE ESTA MANERA EN SU LIBRO ANTERIOR LLAMADO "PAUL RIVET LOS ULTIMOS CHARRÚAS".

Respecto al origen de la madre de Vaimaca, y en respuesta a la version de Adench, dijo que "solamente estamos dando, en el caso de la ADN la ascendencia materna". Por otro lado, la antropóloga desmintió el faltante de 20 huesos del cadaver del indígena. "Me da pena que haya gente que maneje algo así como que el doctor Mercader y yo, estuvimos robando huesos.

Aclaración: no es verdadero que esté dando la ascendencia de la madre de Vaimaca, ya que el ADN mitocondial si bien Vaimaca lo hereda de la madre a su vez la madre lo hereda de su madre y asi sucesivamente hasta una lejanísima madre en que se produjo la mutación. Por lo tanto no se descubre nada personal de la madre de Vaimaca y a que puede ser charrúa, guaraní, mapuche, portuguesa, japonesa, etc. Y nada de esto lo puede precisar Mónica Sans con ese estudio, que resulta irrelevante.

 No hay 20 huesos faltantes, a no ser que se consideran como huesos faltantes huesos que nunca existieron que son cuatro molares que nunca aparecieron y que no están en los maxilares. Ya en el Aeropuerto al momento de la llegada se hizo un inventario con la doctora Naspulet, y ya faltaban varios. Por lo menos entre falanges y dientes debían ser 8 piezas, Y nosotros sí, lo he dicho, tenemos cuatro para devolver cuando se crea pertinente.

Aclaración: no hay ningun inventario escrito de parte de la Dra. Nespoulet ni de los franceses que fuera entregado cuando trajeron los restos de Vaimaca Perú el dia 17 de julio de 2002. Lo unico que hicieron ambas antropólogas fué una mirada general al esqueleto, lo que permitió a Mónica Sans al dia siguiente declarar que el esqueleto estaba completo y solo faltaba alguna pieza dentaria anterior. ¿Cómo se explica que Sans expresara eso a pocas horas de haber hablado con la Dra. Nespoulet? No es creíble que olvidara lo que hablaron pocas horas antes. Y menos creíble que dos años después de golpe recordara Mónica Sans lo que habló con Nespoulet la noche del 17 de julio de 2002 y no lo recordara en la mañana del dia 18 de julio de 2002, fecha en que publicó que el esqueleto estaba prácticamente completo. Acotamos que el Ministro Mercader declaró en los mismos términos que Mónica Sans que el esqueleto estaba bien en esa fecha a la radio El Espectador.

*"Acusar tanto de robar huesos para un fin oculto, o de dar o vender información  a Estados Unidos, me parece que ese tipo de discusión que no es científica, está oscureciendo lo que es una investigación que puede estar forjando nuestras propias raíces". *

Aclaración: no se acusa, surge del inventario las piezas faltantes. Y la investigación no arrojó ninguna luz sobre nuestras raíces sino que se trató de un cúmulo de errores de todo tipo, los cuales se han dado a conocer oportunamente.

Autorizada la reproducción de estas ideas previo aviso al autor.
Página actualizada el 14/07/2009