MEC Difunde Estudios

GRAVE RETROCESO CIENTÍFICO REVELA EL ESTUDIO DE RESTOS MORTALES  DE VAIMACA PERÚ. Se comunica a las autoridades e instituciones científicas. Transcribimos carta al Presidente de la República.

 

                                                                         Montevideo, 5 de mayo de 2005

 

Señor Presidente de la

República Oriental del Uruguay

Dr. Tabaré Vázquez

De mi mayor consideración

 

Señor Presidente:

Le escribo en su carácter de Presidente, la máxima autoridad de nuestra patria, pero también en su carácter de hombre de ciencia, poseedor de un espíritu imbuido por la búsqueda incesante de la verdad en todos los ámbitos que le reserve el destino para actuar.

                     Quien le escribe, es psicólogo y además  desde hace 7 años,  investigador histórico de los charrúas y su cultura. He tenido oportunidad de asesorar modestamente al Parlamento previo a la aprobación del Proyecto de la Ley de Repatriación, y mantuve productivas entrevistas con el Senador José Korzeniak y el Dip Felipe Michelini, quienes ofrecieron brillantes alocuciones como miembros informantes de ambas Cámaras en su oportunidad.

Recuerdo que nos hallábamos presentes con un grupo de descendientes de charrúas, y nadie pudo retener las lágrimas de la emoción que nos contagiaran estos  apreciados parlamentarios.

Después de esta breve introducción le diré el motivo de esta carta. Los restos de Vaimaca Perú fueron los únicos que pudieron repatriarse, y fueron depositados en el  Panteón Nacional el día 19 de julio del 2002 con honores de Héroe Nacional.

Al poco tiempo sufrimos, la sociedad sufrió, un golpe traicionero. El Ministerio de Educación y Cultura, dueños del edificio Panteón Nacional, penetró al mismo sin  autorización ni legal ni judicial, comenzando a manipular los restos de Vaimaca de los cuales extrajeron varias piezas óseas que hasta el presente se encuentran desaparecidas.

El informe forense, del 26/10/04, indica la falta de 22 huesos, siendo que el Ministro de Cultura había manifestado a la llegada de los restos que solo le faltaban 4 falanges.

Más tarde nos enteramos que existía un “Convenio” que no se dio a conocer, entre el MEC la UdelaR y la FHUCE (Sección Antropología Biológica), para realizarle varios estudios a los mencionados restos mortales.

Es sobre las conclusiones de estos estudios que he realizado un análisis crítico muy detallado, encontrando tal cantidad de errores, negligencia en el trato de los datos, falta de metodología científica, de lógica, etc. todo lo cual creo que marca no solo un descrédito  para el prestigio de la Universidad, sino además conclusiones absurdas que retrasan el conocimiento ya establecido por investigadores de los Charrúas que han trabajado durante años en archivos de todo el mundo, en busca de documentación seria que pueda reconstruir la vida de nuestros indios bravos (como les llamaba Artigas).

Este estudio debía haberse realizado con asesoramientos y supervisión general por el MEC y la propia FHUCE, según establece el Convenio -que adjunto-, lo que no se realizó. ¿Puede Ud. creer que en una sola página, la 19, hay más de 20 errores de todo tipo? (También se adjunta).

Aunque he realizado el análisis sólo de las conclusiones, también he colocado en el Anexo 24 la citada página y he realizado las Observaciones más importantes a los desaciertos que allí figuran.

Un hecho me ha llamado la atención: la persona que dirigió los estudios, la Antropóloga Mónica Sans, se hace única responsable de la redacción y demás ideas que aparecen en las Conclusiones. (Véase hoja adjunta). De este modo incumplió el convenio, ya que no solicitó asesoramientos ni permitió que se le hiciera una supervisión, lo que hubiera evitado tal número de equivocaciones.

Después que Ud. se informe sobre el material que le envío, seguramente sentirá lo mismo que yo, que todo universitario que domina un tema y la propia Universidad se encarga de destruir ese conocimiento quien sabe por que motivaciones, además del individualismo de quien ha intervenido y  busca promoverse.

 Estimado Presidente, ya he enviado el folleto del Análisis Crítico al Rector de la Universidad y al Ministro de Cultura, solicitándoles que no se publique este fallido estudio y que se permita la intervención de un equipo multidisciplinario histórico y científico para sacar las conclusiones verdaderas que surgen de fuentes que no han sido tomadas en cuenta, o se han malinterpretado, y que la propia autora Mónica Sans conoce perfectamente por haber traducido parte de ellas. Me refiero principalmente al libro de Paul Rivet “Les derniers charruas”, y otros, que están en la misma Biblioteca de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, donde ella ejerce su Cátedra.

Para terminar, debo reiterar que en mis 67 años jamás pude suponer que un estudio proveniente de nuestra Universidad y del MEC pudiera estar tan plagado de errores, que avergüenzan a los conocedores de estos temas.

Justamente , por lo difícil de creer, es que he realizado una minuciosa revisación, y aportado en los anexos aquellos documentos originales o publicaciones de originales, para avalar lo que afirmo en mis Observaciones.

No olvido que muy cercano a su persona hubo alguien con  inquietudes semejantes.

Bien Sr. Presidente, creo que esto debía llegar a sus manos, y que Ud., como autoridad y como científico, debe conocer estas flaquezas de nuestros científicos, o mejor dicho pseudo-científicos, que dan a conocer esos resultados amparados en el prestigio que tiene ganada la Universidad a través de decenas de años.

 

Sin otro particular, agradeciendo su sensibilidad hacia estos temas que hacen a la cultura, tiene el gusto de saludarlo cordialmente.

 

 PD : Sr. Presidente Dr. Tabaré Vázquez:

 

Ampliando lo sucedido en el tema de la desaparición de restos óseos de Vaimaca Perú, lo que será manejado por la Asociación de Descendientes de la Nación Charrúa (ADENCH), quizá pidiendo a la Justicia una investigación, le envío algunas pruebas gráficas de lo acontecido.

(Mi tarea específica ha sido el análisis de los estudios, pero no puedo obviar estos graves sucesos, para su información, ya que no se han difundido aún).

 Agregamos  pruebas de la profanación, exhibición de la tumba y restos mortales de Vaimaca Perú, posteriormente a su depósito en el Panteón Nacional, en los días siguientes al de la entrada intempestiva, el 27-9-02, por orden del MEC, que era el “propietario” del edificio.

En primer término, colocaron una mesita improvisada y sacaron el cadáver del féretro al comenzar a manipularlo, sin ninguna ley ni autorización judicial, solo la del Ministro de Ed. Y Cultura, que no tiene potestades para penetrar en tumbas ni manipular cadáveres y menos para estudios científicos. (Art. 309 del C.P.)

panteon_feretro_camilla
exhibicion

La antropóloga Mónica Sans , su ayudante y el paleontólogo Mones (del MEC) exhibiendo ante cámaras los restos mortales de un ser humano, un héroe nacional, Vaimaca Perú.

Restos

Las mismas personas (técnicos) sin guantes y exhibiendo los mismos restos mortales, en los estudios en que debieron mantener respeto hacia el muerto.

vaimaca_paris_mercader

Un Ministro concurrió por su cuenta, extraoficialmente a Francia, donde posó en el Museo del Hombre junto a los restos de Vaimaca, y seguramente ya estaba el plan en marcha.

Mones sellando caja de fósiles

El paleontólogo Mones, del MEC, sellando la caja de fósiles con conservantes donde pusieron los restos humanos de Vaimaca, como si fuera un resto arqueológico.

Psic. José Eduardo Picerno. ( La refutación al estudio de Vaimaca Perú por parte del MEC-FHUCE - Mónica Sans - , se dará a conocer con todos sus detalles a la brevedad .queremos prevenir una posible acción plagiaria y ademas que los autores aprovechen nuestras investigaciones para su provecho. )

(LA CARTA ANTERIOR AL PRESIDENTE TABARÉ VÁZQUEZ FÚE DERIVADA AL MEC DONDE RECIBIÓ NÚMERO DE EXPEDIENTE, PERO AUN ASÍ NO FUÉ TRAMITADO).

Autorizada la reproducción de estas ideas previo aviso al autor.
Página actualizada el 14/07/2009