Publicación El País

Publicación en El País de contestación a Pi Hugarte

EL PAIS edición digital - NOTICIAS ECOS - de fecha 15/04/02

Agravios y errores

Lic. Psic. José Eduardo Picerno

Montevideo

"Con fecha 19/01/02, el Sr. Renzo Pi Hugarte, funcionario de la Universidad de la República, docente en la Cátedera de Antropología, publica en el Suplemento "Que pasa" su contestación a una investigación sumarial ordenada por el Rector de la Universidad.

En dicho documento, que se supone interno y privado de la adiminstración universitaria, el citado funcionario contesta al requerimiento del Rectorado con innumerables referencias al suscrito, Licenciado en Psicología e Investigador sobre Los Charrúas y sus Valores, entre otras actividades.

Debo decir que lamento haya sido informado tan erróneamente la máxima autoridad universitaria, ya que no hay ninguna coincidencia con la realidad en lo expresado por Pi Hugarte.

Niega el derecho de que una persona pueda dirigirse a la Administración pública, como si no se conociera que la Constitución en su Art. 30 consagra el derecho de petición. Acusa al suscrito falsamente de querer porvocar, junto con otra persona, a los estudiosos para legitimarse como tales, ingorando que en mi caso soy un egresado y no está en mi ánimo ni necesito provocar a nadie para estudiar o investigar los temas de la Psicología, me legitima simplemente la Epistemología.

También se despacha con una serie de agravios e invenciones sobre mi persona, que evidentemente no conoce, puesto que me acusa de poseer un perfil que es justamente lo contrario a la realidad. Por ejemplo, me agravia tratándome de fundamentalista (soy un libre pensador), de charrumaníaco (esta expresión no existe, pero se referirá a estudios científicos que realizo sobre Los Charrúas, supongo); también tilda de irracional y delirante la exposición que hice llegar al Rectorado, ignorancia o mala de fe de mi parte, etc. Lo cierto es que no aporta ninguna prueba de tales aseveraciones, porque simplemente no existen. A mi entender son argumentos que utiliza para defender su posición ante las Autoridades, pero ya se sabe que quien utiliza solo agravios es porque carece de argumentos o de pruebas concretas que avalen sus aseveraciones, y se aparta totalmente de la ética de los procedimientos y de la lógica científica.

Habla de "repudiable espíritu de intolerancia de corte inquisitorial", y me pregunto si sabrá lo que era la Inquisición, que al igual que lo que él hace era pretender enviar a la hoguera a personas cuyo delito era pensar libremente, y eran torturados y quemados vivos! Bien, es muy fuerte, y creo que en este juicio proyecta su propia tendencia contra los librepensadores.

Dice de "Freud que no tenía título de psicólogo y yo lo habría leído"; pues bien, contestaré simplemente diciendo que Freud era neurólogo, y no tenía por qué hacerse llamar psicólogo, como él y otros escritores se hacen llamar "antropólogos" sin haber cursado la carrera.

Por último afirma que el suscrito "no sabe leer", otro agravio casi gracioso. Si no supiera leer no hubiera obtenido los títulos y realizado las investigaciones que dice que no se conocen. Pues bien, se conocen en todo el mundo, en la Web "internet.com.uy/charrúas" en lo relacionado con este tema. También está publicada en la Biblioteca Nacinal, Sala 21 Nº32.869, y para avalar más aún que debo "saber leer", he recibido la satisfacción de que dicha investigación ha sido tomada en cuenta por el Parlamento y por el propio Sr. Presidente, que me ha enviado sus felicitaciones por escrito y ha promulgado la Ley de Repatriación por dichas investigaciones. Es improbable que todos se equivoquen y el único que descubre que no sé leer es Pi Hugarte. Lamento que el Rector haya sido tan mal informado, ya que ni un sólo párrafo de Pi Hugarte está correlacionado con la verdad de los hechos, y haya recibido un rosario de agravios injuriosos hacia mi persona. ¿Qué ética administrativa dice que hay que publicar un expediente de un sumario, solo contestado con injurias hacia un ciudadano que nunca ha recurrido a la prensa contra el Sr. Pi Hugarte, a pesar de las ofensas que dirige a los Charrúas, diciendo que sólo han dejado las boleadoras, los sarcasmos a los legisladores que aprobaron la Ley de Repatriación, etc.?

Estamos gozando de tanta libertad que cualquier persona puede permitirse esos excesos con total impunidad. Pero agradezco al Diario El País la oportunidad de esbozar esta defensa y aclaración de los infundios recibidos gratuitamente por un funcionario que no enaltece su investidura."

Autorizada la reproducción de estas ideas previo aviso al autor.
Página actualizada el 4/06/2005   - ver Punto 43 del Indice y Fotos.