"La Argentina nos costó bastante"


Domingo, 23 de febrero de 2003

MUSICA: ENTREVISTA CON MANA DURANTE LA GRABACION DE UN VIDEOCLIP

Maná

Es la banda más popular de México. El sábado darán un show a beneficio en el estadio de Vélez. Clarín estuvo en la trastienda del rodaje de un video en el que participó Julieta Díaz y conversó con los músicos

Vamos a filmar! Largame humo. ¡Grúa, sólo tomame a la banda! Vamos, vamos". Con estas frases, lanzadas a través de un megáfono, el lunes a la noche comenzó la filmación del video clip de Mariposa traicionera, tercer corte de difusión del último álbum de Maná, Revolución de amor. El grupo mexicano aprovechó un pequeño tiempo libre antes de partir hacia el Festival de Viña del Mar, en Chile, para grabar por primera vez un video fuera de su país. El estreno del clip está previsto para comienzos de marzo.
 

El lugar elegido para la filmación es "un bonito bar" de Palermo Viejo, como dice Fher Olvera desde su puesto de cantante. Se trata de El Podestá, ahora invadido por cámaras, grúas, luces, cables y gente por todos lados. Habrá que ir acostumbrándose: por cuestiones de dólar caro y costos baratos, el desembarco de extranjeros en locaciones argentinas es cada vez más común, y basta con citar a Juanes. El colombiano también filmó este mes un video en Buenos Aires.

Para la producción del clip de Maná se contrataron a 10 actores y 50 extras, más 70 técnicos. La dirección fue encomendada a la dupla formada por Edi y Pablo Flehner. Entre otros videos, los directores hicieron el controvertido El diablo de tu corazón, de Fito Páez.

Aunque son las nueve de la noche, parecen las cuatro de la madrugada: sobre las mesas del bar hay vasos con whisky de utilería —té frío— y cerveza más que tibia. El clima lo completa el humo que a cada rato sale desde una máquina. Fher, Alex González (batería), Sergio Vallín (guitarra) y Juan Diego Calleros (bajo) están sobre el escenario, listos para la primera toma. Seguramente el poco espacio entre músicos e instrumentos les haga acordar a los viejos tiempos, cuando tocaban para menos de 100 personas.



¿Cuántas y qué cosas cambiaron desde que tocaban bajo el nombre Sombrero Verde?

Fher: En la esencia somos los mismos. Ahorita lo pude comprobar, en lugares muy chiquitos de Alemania, donde estuvimos la semana pasada. Tocamos en teatritos para 300, 600 gentes, como hace mucho tiempo, y nos rajamos la madre, como Dios manda, con mucha entrega y pasión.

Llega el turno de la primera toma. El bar está lleno y la banda toca Mariposa traicionera al doble de la velocidad sobre una pista, por cuestiones de edición. Los directores y la banda decidieron tocar "en serio" para captar al grupo "bien en vivo", aclara Facundo Pérez, de la productora.

El calor es casi inaguantable y el humo lo hace cada vez más violento. Ellos, los músicos, le regalan sus caras a las maquilladoras, que a cada rato les secan la transpiración. Graban tres veces la misma toma. Mientras tocan, los extras bailan. A lo largo de toda la filmación se escucharán en vivo versiones muy íntimas de Eres mi religión, Sábanas frías, Angel de amor y otras canciones, entre una toma y otra. Lo hacen para no aburrirse tanto; saben que la filmación va para largo.

Una hora más tarde le toca trabajar a la protagonista: la "gitana" Julieta Díaz. "La elegimos por su personalidad; tiene encanto, seducción y fuerza", explica Pablo Flehner. El director chequea una de las tomas en las que la actriz pasea su (mini) vestido de cuero negro por el lugar. La chica —esta vez sin las extensiones en su pelo— entra al bar junto a su novio en la ficción, el actor Sergio Alvarez, mientras suena la banda. Allí, varios hombres y una mujer tendrán historias íntimas con ella.

"Intentamos retratar la letra de la canción", comenta uno de los directores. Por su parte, Sergio enumera algunos puntos claves en el guión: escenas con mucho sexo en diferentes lugares y hasta una pelea con uno de sus amantes, interpretado por un boxeador "de verdad". El clip se terminó de filmar en la madrugada de ayer, con las últimas tomas protagonizadas por la pareja Díaz-Alvarez.

Fher, Alex sostuvo hace un rato que le tiene mucha fe a esta canción. ¿No creés, sin embargo, que Mariposa es demasiado localista, demasiado mexicana?

Es cierto que tiene mucho de trío y bolero mexicano. Pero antes de que Amores perros tuviera tanto reconocimiento internacional, el director Alejandro González dijo que lo más importante es que era muy mexicana y que representaba una realidad de nuestro país. Y creo que Mariposa habla de cómo se siente un mexicano ante una nueva actitud de las mujeres. Hay un desquite de ellas ante el machismo.

Pasaron ya varias horas desde que comenzó el rodaje. A esta altura de la noche, marea ver a tantos técnicos, cámaras y personajes dando vueltas por el lugar, cada vez más chico, cada vez más parecido a un horno. Por suerte le dan un respiro al grupo, mientras continúan trabajando con los actores. Alex, el extrovertido baterista de origen colombiano-cubano, cuenta los pasos que dio Maná en Argentina, desde la primera vez en Prix D''Ami, a comienzos de la década anterior, pasando por el Gran Rex, el Luna Park y Ferro. El sábado será el turno de Vélez.

"La verdad es que prefiero tocar en lugares más chicos. Creo que hasta 15 o 20 mil espectadores ya está bien", comenta el autor de varios de los hits de la banda. "Compongo con mi guitarra eléctrica bien distorsionada y una máquina de ritmos", concluye. Antes de volver a la batería cuenta que hoy anduvo de compras y por fin consiguió el último CD de Gustavo Cerati, Siempre es hoy: "Ya pude escuchar algo y me pareció muy bueno".

Fher, ¿entrar en la Argentina costó más que en otros países?

La banda ha ido escalón por escalón en todos lados. Nunca hemos pasado del uno al 10; no es nuestra historia. Y aquí es de los lugares donde tuvimos que ir más despacito, la Argentina nos costó bastante. Cuando le gustas a los argentinos, te toman y son muy apasionados; cuando no, te mandan a tomar por culo y te dicen "con permiso, porque tú no vas". Maná creció de a poco en la Argentina, pero con muchos huevos.

¿Acompañarán el show con algo especial?

La idea del álbum estará enriquecida con videos que conceptualizan un poquito las canciones. En Justicia, tierra y libertad, por ejemplo, aparecen imágenes de gente que ha hablado del amor de una forma interesante, como Zapata, Marcos, el Che y Martin Luther King.

El dinero del show de Vélez lo van a destinar a combatir el hambre de Tucumán. ¿No creen que pueden ser acusados de demagógicos o que, por lo menos, ocupan un lugar que le correspondería a la dirigencia argentina?

Honestamente, a nosotros no nos cuesta nada, te lo digo de corazón. Lo que tratamos de simbolizar es que los chavos argentinos están donando un dinerito de su bolsa, que se lo podrían estar gastando en cerveza, un porro o un disco.

Cuentan con un reconocimiento de los fans y, también, de la industria discográfica. ¿Cómo se llevan con la fama, los premios...?

El proceso fue paulatino. Una vez estaba con un amigo y de pronto me acordé que yo era yo. Para ir al cine me disfrazo, hasta me pongo un bigote de esos que se pegan y que por cierto dan mucha comezón. Nunca quisimos asumir esa mierda de ser rock star.

La banda vuelve al set. Continuarán filmando hasta pasadas las cuatro de la madrugada. Al día siguiente tendrán que viajar a Chile y luego de vuelta a Buenos Aires. Sin embargo, en medio de los compromisos y de la filmación, el grupo tiene tiempo para hacerle un regalo a sus público. Sergio se encuentra rodeado por unos 10 integrantes de Rayando el sol, el club de fanáticos argentinos de la primera hora. Todos juntos cantan covers y temas de la banda: En el muelle de San Blas y De música ligera, entre otras. Observar la cara de alegría de los fans resume la última escena antes de volver a la grabación.

¿Cómo definirías a Maná?

(Fher piensa un poco antes de responder). Tenemos una posición entre el rock and roll de los 60, de los maestros como Zeppelin, los Rolling, The Who, Police, Queen, etcétera, con unos buenos ingredientes de música latina, como Celia Cruz, Rubén Blades, Bob Marley, el vallenato, la música cubana y la mexicana y todo eso. Es una linda ensalada.


info:www.clarin.com