Prefiere Zucchero a Maná que a Ricky


Martes, 27 de Mayo de 2003

Prefiere Zucchero a Maná que a Ricky
(Gracias Janice de Puerto Rico)

El italiano cantará con Maná en el concierto de Pavarotti and Friends, el cual se realizará en el país de la bota

Por JUAN CARLOS GARCÍA / Reforma
Ciudad de México (21 mayo 2003).- Zucchero, conocido como el Elvis Costello de Italia, o el equivalente a Rubén Blades en Europa, dice que se siente mucho más identificado con la propuesta musical de Maná por lo que le ha aportado al rock pop internacional que con la de Ricky Martin, a quien percibe como un artista energético, fresco, pero que no hace pensar, sólo entretiene.

El italiano, quien cantará con el cuarteto jalisciense este 27 de mayo en el concierto Pavarotti and Friends, a donde también acudirá el puertorriqueño, explicó que se siente muy vinculado con los mexicanos por el estilo rockero que tienen, con el cual se han convertido en figuras internacionales.

"Los de Maná no han cantado en inglés, no han tenido que recurrir a un estilo anglosajón (para triunfar), siempre han cantado en su idioma y han conseguido hacerse de un nombre con su propia música.

"En Europa son populares con lo que es suyo. Me identifico con ellos porque los veo como los líderes de un ejército que tienen la misma causa que yo, que es la de seguir adelante con música propia, hecha con el alma", expresó Zucchero en enlace telefónico desde Milán.

La voz de Fher, añadió el músico de 47 años, es muy identificada entre el público europeo, y con su toque latino, sus arreglos alternativos respecto a lo que se hace en este Continente, se han ganado un lugar importante.

"Baila Morena", incluida en su nuevo disco Shake, será la canción que el rockero cante junto a la banda liderada por Fher Olvera en el concierto benéfico organizado por el tenor Luciano Pavarotti y en el cual sólo había figurado como artista latino Ricky Martin, quien volverá a participar este año.

"No he escuchado el nuevo disco de Ricky, pero seguramente será muy energético, fresco. Tiene mucho el estilo para bailar, para moverse, no es precisamente lo que a mi me gusta, porque él hace música para bailar no para pensar", comentó Zucchero.

Busca sensibilizar
Aunque el intérprete de "Senza una Donna" y "Diamante" considera que la música no siempre debe ser para dar un mensaje social, sí se inclina por las manifestaciones artísticas que sensibilizan.

"Sé que la música es para entretener, pero creo que aunque no resuelve un problema social de dimensión mundial como una guerra, sí sensibiliza al sector que la escucha.

"Me gusta la que transmite, la que emociona, y ha habido grandes manifestaciones masivas que lo demuestran, como Woodstock, los concierto de Freddie Mercury y sus amigos en Wembley, lo que hace Luciano... dan una perspectiva de la situación que vive un país, de lo que ve, lo que siente", detalló Zucchero.

Y recordó que fue gracias al dueto que grabó con Pavarotti, "Miserere", que hace diez años surgió la idea de hacer conciertos benéficos, como el de la próxima semana en Modena, Italia, en el que los fondos serán destinados para los refugiados de la guerra en Iraq.

Es Zucchero quien le ha dado la atmósfera de rock y pop y Pavarotti la de ópera, la de música clásica.

"Siempre he estado involucrado con la realización. Yo doy las ideas desde el punto de vista del rock y él dice todo lo relacionado con la música clásica", platicó el cantante que grabó con Maná también "Eres Mi Religión" para el disco del grupo en su edición italiana.

De nombre Adelmo Fornaciari y conocido como Zucchero en todo el mundo, el cantautor ha vendido más de 20 millones de copias de su discografía y ha hecho duetos con Eric Clapton, Bono, Sting y Stevie Wonder, entre otros.

Estos trabajos con otros artistas, dijo el artista, son el claro ejemplo de que la música puede unir a las masas en vez de separarlas, como lo hacen ciertos sectores políticos.

 


info:www.reforma.com