El grupo Maná vuelve a arrasar en Madrid con invitados de lujo

Sábado, 28 de Junio de 2003

El grupo Maná vuelve a arrasar en Madrid con invitados de lujo
Gracias Janice de Puerto Rico

y Gisela Rodríguez de Mexico

Madrid, 27 jun (EFE).- El grupo mexicano Maná volvió a triunfar esta noche en la madrileña Plaza de Toros de las Ventas, donde congregó a cerca de 15.000 personas y a numerosos amigos sobre el escenario, como Miguel Bosé, el italiano Zucchero y Miguel Ríos, con los que interpretaron sus temas más conocidos.
La gira de presentación de su nuevo disco "Revolución de amor" se saldó, a su paso por Madrid, con un nuevo éxito y con el cartel de "No hay billetes", al igual que el año pasado y en 2000, cuando tuvieron que actuar durante dos días.

 

Alex "el animal" González fue el primero en salir al escenario y su batería abrió el concierto a las 22,30 a golpe de "Angel de amor", la canción en que el grupo denuncia el maltrato femenino.

El cantante Fher Olvera apareció moviendo sus brazos como un batir de alas, al tiempo que Juan Callecos arropaba con su bajo los solos de guitarra de Sergio Vallín. Junto a este tema, "Oye mi amor" y "Déjame entrar" marcaron un comienzo de orientación nostálgica en el que toda la plaza no dejó de cantar al unísono con un volumen atronador.

Fher dio las gracias a todos los asistentes, "a todas los latinos, a todas las razas venidas de esta ciudad, que es nuestra casa". También recordó que parte de la entrada está destinada a "Selva negra".

A continuación, la banda interpretó el tema "Cuando los ángeles lloran", una oda al ecologista asesinado Chico Mendes en cuya interpretación los mecheros en alto llenaron la plaza.

"Sabanas frías", del nuevo disco, precedió a la festiva "Se me olvidó otra vez", una canción "para el final de las borracheras", en palabras de Fher, que cosechó la mayor ovación de la noche.

Tras el comienzo distorsionado de "No ha parado de llover, comenzaron las "sorpresillas chingonas" que el grupo prometió a los asistentes. La primera de ellas fue la aparición del músico italiano Zucchero, que interpretó con los mexicanos "Baila morena", que puso a botar a toda la plaza, y "Tú eres mi debilidad".

Alex González, que no paró de hacer malabarismos y cabriolas desde su batería, cantó el tema "Me vale" antes de realizar una demostración de sus habilidades en un solo de percusión.

Canciones clásicas como "Corazón espinado" y "Mariposa traicionera" se alternaban con temas nuevos como "Fe" y "Justicia, tierra y libertad", en la que un duro vídeo recordaba los horrores de la guerra y, a continuación, mostraba las figuras del Che, Ghandi, Bob Marley o Cristo.

El vocalista de la banda eligió a una joven del público y la subió al escenario para sentarla en un sillón junto a él e interpretar un popurrí de sus canciones lacrimógenas, como "Te lloré un río".

Tras Zucchero, la siguiente personalidad en salir al escenario fue Miguel Bosé, "un buen amigo" para los de Guadalajara, que le acompañaron en su canción "Si tú no vuelves".

Otro Miguel, en este caso Ríos, aportó veteranía a la interpretación de "Vivir sin aire", que dio paso a los bises, con "Rayando el sol" y "El muelle de San Blas" como joyas finales. Sin embargo, el grupo se guardaba otra "sorpresilla chingona" y han vuelto a salir con "Clavado en un bar", que se acompañó con fuegos artificiales y entrega de flores al público.

Al final, más de dos horas y media de concierto que engrosan las lista de actuaciones que Maná ha dado por todo el mundo y a las que han acudido diez millones de personas.

La gira española de los mexicanos continúa mañana en Calviá (Mallorca) y finaliza la primera semana de julio en Galicia.

 


Info:http://www.yupimsn.com