Arriba Página principal Agradecimientos Novedades Contenido Sus comentarios Vinculos Instituciones españolas Literatura Gallega Plástica GallegaCristina Hoyos
1ª PAGINA WEB DE LA EMIGRACION ESPAÑOLA EN URUGUAY

xacobeo.gif (6667 bytes)
XACOBEO '99

WB01727_.gif (697 bytes)
Vea las últimas novedades...
WB01727_.gif (697 bytes)
Baiona.JPG (12679 bytes)
WB01727_.gif (697 bytes)
WB01727_.gif (697 bytes)
WB01727_.gif (697 bytes)
WB01727_.gif (697 bytes)
WB01727_.gif (697 bytes)
WB01727_.gif (697 bytes)
WB01727_.gif (697 bytes)
XIS NAVEGADOR GALEGO

Navegador galegoWB01727_.gif (697 bytes)

 

  Cristina Hoyos en

              Montevideo:

Datos Biográficos

Arsa y Toma

Tertulia

 

hoyos.gif (17627 bytes)

Datos biográficos

1981 Película "Bodas de Sangre"
1982 Premio Pegaso Verona
1983 Película "Carmen"
1985 Película "El Amor Brujo"
1988 Película "Juncal"
1989 Debut "Sueños Flamencos" . Opera de París.
Coreografía Película "Carmen on Ice"
1989 Película "Montoyas y Tarantos"
1991 Premio Nacional de Danza. España
Medalla de Oro de Andalucía.
Coreografía "Carmen". Covent Garden. Londres
1992 Debut "Yerma". Champs Elysèes de París.
Apertura y Clausura de los Juegos Olímpicos Barcelona.
Medalla de Oro de la Bellas Artes. España
1994 Debut "Caminos Andaluces". Chatelet de París.
Debut "Mujeres". Maestranza de Sevilla.
1996 Coreografía Película "The Hunchback".
Debut "Arsa y Toma". Opera de Avignon.
1997 Premio Andalucía de Cultura (Danza).
Personalida Española del año.
Premio Francia de Turismo.
Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de Francia
Presentación en el City Center de Nueva York.

 

Arsa y Toma

Popurrí Retratos
Farruca Contraste
Taranto A Tierra
Soleá por Bulerías    La Dársena
Elenco Artístico:
Bailarinas Bailarines
Cristina Hoyos Juan Ogalla
Manuela Ríos El Junco
Hiniesta Cortés Jesús Aguilera
Carmen Lozano  Francisco Martín
Susana Casas Juan A. Jiménez 
Equipo Técnico:
Dirección Artística    Cristina Hoyos
Ramón Oller
Vestuario Christian Lacroix
Coreografía Cristina Hoyos
Manolo Garin
Música Paco Arriaga
Escenografía Daniel Bianco
Luces Paco Doniz
Dirección General   Cristina Hoyos

Tertulia en el Instituto de Cooperación Iberoamericano

hoyos20.jpg (9668 bytes)
hoyos04.jpg (17392 bytes)

Palabras de Cristina Hoyos:

Voy a contar como empecé a bailar.  Empecé a bailar muy pequeñita, escuchando la radio. Yo llegaba del colegio y ponía la radio y me ponía a bailar. Entonces afortunadamente mi padre y mi madre se dieron cuenta -yo bailaba siempre a solas- bailaba, no quería que me viera nadie. Era muy tímida porque era muy delgadita, muy pocos pelos y muchas pecas.

No sé, en Andalucía hay muy poca gente con pecas, y yo tenía muchas pecas y entonces tenía complejo por todo y vivía en una caja del cielo; pues yo era de una familia muy, muy pobre y entonces afortunadamente se dieron cuenta y mi madre decía: Vamos a un programa infantil que van muchos niños. Que el guitarrista que me tocó la guitarra, me dijo ¡hay, que bién lo haces! ¡Qué ritmo tienes! ¡Qué oído! No sé, algo ocurrió extraño, que entonces perdí no toda la timidez, toda la timidez no la perdí, perdí una poquita, y entonces mi madre con gran esfuerzo se puso a trabajar, porque éramos cuatro hembras, ella se puso a trabajar para poderme pagar la Escuela de Baile, que todavía existe, que es la Escuela de Adelita Domingo.

Que es una maestra que sobre todo saca grandes artistas de la canción española y andaluza, pero ella sabía bailar y entonces daba clases también de baile con lo que ella había aprendido con el maestro, con la Kika, una de las maestras antiguas que había en Sevilla, y con Don Felice; eran los dos de Sevilla y a partir de entonces ya me pusieron en un programa infantil llamado Galas Juveniles, pero ahí empecé a entrar el gusanillo, no solo del baile, sino el gusanillo del teatro.

O sea, yo todo lo uno, el baile, el flamenco y el teatro. Ya no puedo separarlo, me entró el gusanillo del teatro. Esa magia que tiene el teatro, ese silencio que tiene algunas veces el teatro, aunque tuve que pasar por algunos tablados pero por ir al teatro era el baile. O sea, lo tenía claro, lo tenía muy claro desde bien pequeñita.

Y bien claro porque además era una manera de salir de la pobreza, porque había que salir de alguna manera y lo tenía bien claro que yo bailaba cada día mejor, era una manera de salir de la pobreza, entonces así fue, yo a través del baile tengo tantas cosas, me ha dado tantas cosas el baile que, no, tantas cosas no, me lo ha dado todo. Y entonces yo, mi intención ha sido siempre, bailar y bailar lo mejor posible. Pero no podía llegar a ser estrella, porque hay mucha gente que baila muy bién y no son estrellas sino que bailan bien. Si no bailar para mí, o sea, para estar contenta yo, con algo que había elegido en la vida, que quizás me habían elegido a mí para bailar y bailar y hacerlo cada día mejor. Entonces yo no quería defraudarme a mí, ni a esta estrella mágica que me guía y me decía: Cristina, tienes que bailar y bailar y hacerlo cada día mejor. Entonces muy jovencita empecé a bailar  en Sevilla, pero a mí Sevilla se me quedó pequeña, porque en Sevilla no había grandes maestros, había uno, que era Enrique El Cojo pero yo escuchaba en Sevilla hablar del ballet de tal o cual y de tantas cosas y de que había tantos maestros en Madrid que entonces un día le dije a mi madre: Má, me tengo que marchar a Madrid porque yo no me puedo quedar aquí; mi madre lloraba, porque en aquella época todas las artistas iban acompañadas de sus madres, porque salir jovencita de tu casa sin tu mamá era como un crimen, era como un peligro, casi como un pecado. Pero yo le dije a mi madre que yo quería conocer más sobre el baile, y Sevilla es la fuente, era el manantial, pero donde se practicaba más, donde se hacía más cosas era en Madrid, entonces cogí la maletita y me fui a Madrid. Pasé bastantes malas, pasé duro desde Madrid. Me disfrazaba para poder ganar algo para seguir estudiando baile, hasta que un día trabajé en un tablado en Madrid, un tablado muy famoso, que el dueño era un gran torero, amigo de Triana. El tablado se llamaba El Duende y entonces ahí afortunadamente me vio bailar Antonio Gades. Me dio muchos consejos, que en ese momento estaba haciendo cine y estaba haciendo otras cosas y entonces me dijo: mira yo, te he visto bailar y tu tienes algo especial, pero técnicamente veo que te tienes que prepararte mucho más y así toda la gente de la compañía. Y bueno, así en el año 68 me llamó y entré íntegramente para ser la pareja y con esto quiero decir ser la pareja del mejor. Del mejor que había y del mejor, creo, que ha existido y bueno, he estado casi 20 años con Antonio Gades.

Y me han sucedido muchas cosas, he elegido un director de ballet español, él y los componentes de su compañía después lo echaron por problemas políticos, del ballet español. Todo esto habiendo estrenado Bodas de Sangre en el teatro. Entonces cuando él se marcha pues, algunos de los componentes de la compañía y nosotros también nos marchamos con él.

Entonces nos fuimos y así hicimos una compañía, una cooperativa, que cumplimos poco tiempo porque a las cooperativas todo el mundo quiere ir.

Una actriz muy conocida en España, se llama Etna Pereña, su marido era productor, ya fallecido, Emiliano Piedra, fue a vernos al teatro, fue al camarino y dijo: ¡Antonio, ésto lo tienes que hacer en cine! Porque esto no se puede perder, ésta es una de las cosas más bonitas que he visto en mi vida! y el marido dijo ¡Sí! vamos a hacerlo en cine, y afortunadamente, fue pues al final del año 80 que vimos la película Bodas de Sangre. Tuvo tanto éxito, que ya hicimos la segunda que fue Carmen, con la gira que salimos por todo el mundo, con la compañía de Antonio Gades con Cristina Hoyos.

Bueno esto quiere decir que bailar, bailar y bailar. Y entonces yo quería volver a mis raíces, quería ponerme una bata de cola, quería hacer Carmen o Bodas de Sangre o la Hija de Bernarda Alba, no sé quería hacer Cristina Hoyos, bailando con sus sentimientos, con sus raíces andaluzas, sevillanas y entonces me fui de la compañía de Gades que estaba en pleno éxito y me fui a Sevilla y formé mi propia compañía para bailar eso, para bailar y ser yo misma, Cristina Hoyos, hice mucho ritmo y bailar un poco como quiero bailar. Con mi coreografía, establecida lógicamente con los guitarristas, con los contadores, pero ser yo sin tener que mirar para un lado ni mirar para otro y decir, tengo que hacer tal y cual.

Y bueno, eso es lo que estoy haciendo y este año cumplo 40 años del ballet y sigo bailando.

Y bueno, he contado mi vida porque creo que de una persona pobre, sin tener facilidades para nada he llegado donde estoy a base de luchar, de trabajar y de amar el baile por sobre todas las cosas y creo que eso es lo más importante.

 

Por preguntas o comentarios:  email.gif (139 bytes)  moebius@internet.com.uy

Última modificación:12/09/99